Una de las magníficas herramientas con la que podemos generar salud y bienestar es la atención. Por ello la atención es una gran herramienta de Meditación Guiada.

La atención es una herramienta de percepción. Resulta de la proyección de la consciencia, está ligado al espacio, delimita el campo de percepción y permite discriminar aquello que se percibe. 

 

Con la atención determinamos la región del espacio que vamos a percibir en la Meditación Guiada

 

Con la atención determinamos la región del espacio que vamos a percibir. Nos hace tomar consciencia. Ser conscientes significa darse cuenta, al darnos cuenta y tomar consciencia se abre una oportunidad de verdadera transformación. 

Cada uno tenemos el poder de controlar y cambiar la experiencia de los acontecimientos cuando suceden y la memoria de lo que ha sucedido. Por tanto nuestra atención es clave, tenemos el poder de elegir. 

Victor Frank, superviviente del holocausto escribió en sus memorias y lo llamó lo último en las libertades humanas:

“Tenemos el poder de elegir nuestra actitud cualquiera que sean las circunstancias”

 

Podemos comenzar a practicar el tipo de respuesta que desearía tener frente a una experiencia. Existen muchas estrategias, pero de la que voy a hablar hoy es de la Atención Plena o Mindfulness

 

El Mindfulness o Atención Plena tiene dos componentes

 

El Mindfulness o Atención Plena tiene dos componentes: uno de actitud y otro de atención

Mindfulness es una palabra inglesa. Mind significa mente y Fulness significa plenitud. Mindfulness hace referencia al hecho de tomar consciencia y llevar la atención al momento presente. 

La práctica de una meditación guiada como el Midfulness o Atención Plena transforma el funcionamiento de nuestro cuerpo: 

  • Provoca cambios en el funcionamiento de la genética y cambios moleculares. 
  • Calma los ejes de estrés, modulando la respuesta del sistema nervioso autónomo. 
  • Modifica el estado de órganos y tejidos. 
  • Cambia el funcionamiento del cerebro, genera nuevas conexiones neuronales. A esto se le llama neuroplasticidad. 
  • Disminuye la densidad de la amígdala en el cerebro responsable de activarse ante situaciones de estrés. 
  • Ayuda a reducir o eliminar el dolor crónico. 

 

En definitiva el Mindfulness o Atención Plena supone una magnífica herramienta para la salud y el bienestar. Atender mediante una meditación guiada ayuda a cambiar la forma en la que nuestros cerebros funcionan, a tener menos estrés, menos dolor físico y emocional. 

 

Federico Cerrada

No dudes en solicitar información sobre mis cursos y talleres pinchando aquí.