Vivimos en un universo totalmente desconocido. Quiero que comiences a sentir la grandeza de existir. La inteligencia que sostiene al universo es la misma que la inteligencia que sostiene la vida en el ser humano. Permite la vida y trasciende a nuestra voluntad. 

 

La materia viviente está compuesta por átomos

 

El caso es que dentro de este átomo casi todo es espacio vacío, de hecho, el núcleo es unas 100.000 veces más pequeño que el total del átomo. De modo que si estuviésemos en un estadio deportivo el núcleo estaría en el centro del campo. Y seria del tamaño de un guisante en el que casi todo es espacio vacío.

El 99,99999% de un átomo es este llamado «espacio vacío”. El vacío está realmente lleno e impregnado de campos de energía. Podríamos decir que este vacío es la inteligencia que sostiene la vida.

 

Nuestro organismo

 

El organismo está formado por unos 37 billones de células distintas en las que existen 42 millones de moléculas en cada una de ellas.

Existe un orden, una inteligencia que nos da vida y que permite que cada célula del cuerpo realice unas 100.000 reacciones químicas por segundo. Cada día perdemos 300 millones de células siendo reemplazadas por un número igual. En otras palabras cada hora el cuerpo regenera más de 12 millones de células y ni tú ni yo pensamos en hacerlo. 

Casi todas las moléculas de nuestro cuerpo, a excepción del ADN, se renuevan en cuestión de días, semanas o algunos meses

 

El corazón late unas 100.000 veces por día y unas 35 millones de veces por año, bombea 7.200 litros de sangre al día. Inspiramos unos 8600 litros de aire distribuyéndose de forma perfecta y coherente por todos los órganos y tejidos de nuestro cuerpo.

Cada célula del cuerpo humano contiene una secuencia de ADN de 3.200 millones letras de longitud que supone 2 metros de ADN. Es decir, tenemos aproximadamente 74 billones de metros de ADN. Si estirásemos todo el ADN de nuestro cuerpo llegaría de la tierra al sol y regresaría unas 264 veces.

 

Somos un producto de una inteligencia

 

Existe una inteligencia que da y permite la vida sin que tú ni yo decidamos hacerlo. A esta inteligencia la llamo consciencia. Conectar con esta inteligencia nos da la oportunidad de una verdadera transformación.

Como seres humanos, somos un producto de esa inteligencia que nos da vida, un resultado de la evolución y también somos información que podemos actualizar a cada momento.

Continuará… en sucesivos artículos profundizaremos más sobre este y otros temas.

 

Federico Cerrada

No dudes en solicitar información sobre mis cursos y talleres pinchando aquí.