La enseñanza de una avispa

AVISPA

Federico Cerrada

septiembre 16, 2021

Hoy quiero compartir contigo la enseñanza de una avispa.

Quizás, te parezca algo extraño o incluso curioso, pero verás que no lo es. Y que un insecto tan pequeño, y en apariencia tan molesto, tiene mucho que mostrarnos.

 

Estaba comiendo en la terraza de mi casa, era un día soleado y algo caluroso de agosto, pero estaba muy a gusto. Nada más comenzar a comer me di cuenta de la presencia de una avispa, a decir verdad, eran dos avispas.

 

El primer movimiento que llega a mi cabeza: ¡Ya estamos! ¡Con lo bien que estaba y vienen a tocarme las narices las dichosa avispas!

 

Segundo movimiento mental: ¿Las mato?

 

El tercero: Pararme a observar…

 

Entonces, mantuve la atención detenidamente en una de las avispas, y en un instante, me llegó una sensación extraña, una sensación de conexión con ella, una sensación de comunicación. Una comunicación que iba más allá de mí como humano y de ella como avispa.

 

Enseguida pude comprender que estábamos compartiendo el mismo instante de vida, el mismo momento en el que yo estaba comiendo y ella buscando comida.

 

Me apareció una sensación de profunda calma y una sensación de clara confianza, tenía la certeza de que esa avispa no me iba a picar.

 

Continué observándola y entendí su comportamiento, estaba pidiendo permiso para comer. Cogía una minúscula partícula de comida y se iba, pasado un instante volvía para continuar con la misma acción, coger comida. Intuyo que para ella y también para su “familia”.

 

El cuarto movimiento mental: Está bien – me dije – compartamos la comida juntos.

 

Entonces, al poco tiempo, se marchó y no volvió más.

 

 

Mi último movimiento mental llegó en forma de pregunta: ¿Qué arrogancia la de los seres humanos? ¿Verdad? ¡Si me molestas te mato!

 

Pero la avispa tan solo buscaba comida, no venía a molestarme ni a hacerme daño, venía a cumplir, en ese momento, con su propósito de vida, alimentarse.

 

 

Veo que hemos perdido como seres humanos parte de nuestro propósito de vida el de estar en armonía con la naturaleza, con la vida del planeta y con nuestros semejantes.

 

Bajo esa arrogancia y pérdida del sentido de lo que somos, el ser humano contamina al planeta, destruye el entorno en el que habita, lucha con el de al lado y manipula una sociedad con el único interés de obtener poder social y económico. Viviendo bajo una farsa apariencia de que todo va bien y de que aquí no pasa nada.

 

La prueba de todo ello está cada día enfrente de nuestros ojos. Una sociedad cuyos fármacos más vendidos son los ansiolíticos y antidepresivos es una sociedad estresada, una sociedad enferma. Una sociedad que compite, que manipula y que en ocasiones ¡mata a los que molestan!

 

La avispa me mostró lo que soy y lo que la vida es

 

Investiga lo que eres y lo que es la vida para ti.

 

Observa cada situación que vivas porque detrás de ella, tal vez, se esconda una enseñanza.

 

 

Federico Cerrada. Te invito a experimentar una nueva realidad hacia el bienestar.

 

 

Descarga mi E-book de regalo «3 propósitos de vida que REVOLUCIONARÁN tu salud y bienestar» pinchando aquí.

 

e-book gratis

Quizá también te interese leer…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.