Como ya hemos desarrollado en anteriores publicaciones, la salud y bienestar están directamente relacionados con nuestros comportamientos y hábitos de vidaEn esta publicación voy a hablar de las emociones como comportamientos que determinan tu salud y bienestar.

 

Emociones: comportamientos que determinan nuestra salud y bienestar

 

Las emociones son experiencias afectivas que son sentidas en el cuerpo y que generan cambios fisiológicos para adaptar al organismo a la relación con la vida, con los otros y con nosotros mismos. Por tanto, las emociones tienen un impacto en nuestras células y en su funcionamiento.

 

¿De dónde surgen las emociones?

 

Las emociones tienen un origen evolutivo, así el miedo, aparece como una experiencia emocional que genera cambios fisiológicos para generar una respuesta de lucha o huida frente a una amenaza, por ejemplo, encontrase con un león.

Podríamos decir que las emociones nos dan información acerca del entorno para generar una acción y esto sobre todo está relacionado con su origen evolutivo. Este tipo de respuesta emocional es poco frecuente en nuestra sociedad.

 

Las emociones surgen de las experiencias que vivieron nuestros ancestros

 

También surgen de las experiencias que vivieron nuestros ancestros (emociones transgeneracionales), de nuestro sistema familiar (emociones sistémicas), de las experiencias que hemos ido teniendo a lo largo de nuestra vida, desde nuestro origen embrionario hasta la actualidad y de las expectativas que nos hacemos del futuro. Estas son las respuestas emocionales más frecuentes y que vivimos en nuestra vida cotidiana.

Pueden aparecer como memorias emocionales frente a diversas experiencias en nuestra vida presente o como reacción a nuestros pensamientos. 

Si estas emociones suponen un conflicto, van a poner en marcha los mecanismos y moléculas del estrés que mantenidos en el tiempo alterarán la salud y el bienestar.

 

Las emociones son propuestas que nos hace nuestro cuerpo

 

En este contexto, podemos decir, que las emociones son propuestas que nos hace nuestro cuerpo en un momento determinado. Si la emoción aparece como respuesta a un pensamiento y este es una propuesta que nos hace nuestro cerebro (como se ya se habló en la publicación anterior) podemos decidir si utilizamos o no ese pensamiento y por tanto la reacción emocional ligada al pensamiento tendrá lugar o no. No somos culpables de lo que pensamos, pero si responsables de decidir si un pensamiento determinado nos resulta útil o no.

En otras ocasiones las emociones aparecen sin estar ligadas a pensamientos en el presente. Esta es una buena oportunidad para sentir la emoción y que termine su movimiento que en algún momento comenzó.

 

Las emociones están hechas también para que las sintamos

 

Decide si un pensamiento te resulta útil o no y si la emoción ya se ha expresado siéntela hasta finalizar su movimiento. Ser conscientes de nuestros pensamientos y emociones nos hace libres, nos lleva a la paz y supone un buen recurso para tu salud y bienestar.

 

Federico Cerrada. Te ayudo a descubrir el coach de salud que está en tu interior

No dudes en solicitar información sobre mis cursos y talleres pinchando aquí.