¡Sí! Has leído bien, tus pensamientos crean tu realidad. Tan cierto como que estás leyendo ahora mismo esta publicación. Tal vez creas, que esta afirmación es una chorrada auténtica. Lo cierto es que yo pensaba antes como tú. ¡Qué los pensamientos crean nuestra realidad! ¡Venga ya!

Mi experiencia profesional y personal me ha ido mostrando que así es, nuestros pensamientos crean nuestra realidad.

Los pensamientos nos permiten desarrollarnos como personas dentro de una sociedad y una cultura. Nos permiten seguir conociendo y aprendiendo.

Pero los pensamientos son procesos neuronales que determinan el funcionamiento de nuestro cuerpo y también nuestras acciones. Condicionan nuestra vida interna biológica y la relación con el mundo exterior.

 

¿Cuántos pensamientos tenemos en nuestra vida?

 

Según la revista New Scientist (revista internacional de divulgación científica) tenemos unos 10 elevado a 80.000.000.000.000 pensamientos a lo largo de nuestra vida. Unos 70.000 pensamientos diarios, de los cuales muchos no son conscientes y la mayoría nos generan conflicto.

El cerebro humano recibe 10.000.000 de estímulos por segundo que debe procesar.

La mente le dice a nuestra biología lo que está pasando en el mundo y lo que debemos hacer para ajustarnos a esos eventos y así decidir si tiene que activar los mecanismos de protección, peligro y supervivencia o los mecanismos de reparación, crecimiento y creatividad.

 

Desactiva el modo supervivencia

 

Cuando pensamos en algo que nos genera una amenaza o conflicto, activamos el modo de estrés para la protección y la supervivencia. Si estamos en constante modo de supervivencia, el resultado será desequilibrio y enfermedad.

Cuando nuestros pensamientos nos generan confianza, nos sentimos seguros y se activa el modo de reparación celular, crecimiento y surge la coherencia en el cerebro y la creatividad.

 

Aquí os dejo un breve relato que encontré sobre los pensamientos:

 

Un viejo Indio Estaba hablando con su nieto y le decía:

“Me siento como si tuviera dos lobos peleando en mi corazón. Uno de los dos es un lobo enojado, violento y vengador. El otro está lleno de amor y compasión”

El nieto le preguntó:

“Abuelo, ¿Dime cuál de los dos lobos ganará la pelea en tu corazón?»

El abuelo contestó:

“Aquel que yo alimente”

 

Recuerda que puedes ser consciente de tus pensamientos y que tienes la responsabilidad de decidir cómo relacionarte con aquello que estás pensando. Tu salud, bienestar, equlibrio, inspiración y creatividad dependerá de ello.

 

 

Federico Cerrada. Te ayudo a descubrir el coach de salud y bienestar que está en tu interior, mejorando tu salud y bienestar mediante hábitos saludables

 

No dudes en solicitar información sobre mis cursos y talleres pinchando aquí.