Microbioma. Esos bichitos que nos permiten la vida

DYOKOVIC_MICROBIOMA

Federico Cerrada

junio 3, 2021

El microbioma son los bichitos que nos permiten la vida, literal.

Seguro que sabes quién es Novak Djokovic, el increíble tenista que tantas veces se ha medido en la pista con nuestro admirado Rafa Nadal en grandes torneos.

¿Por qué te hablo de Djokovic en este artículo?

Sencillo porque el cuidado de los “bichitos” a los que hago alusión en el título de este artículo, han permitido a Djokovic volver a estar en la élite del tenis.

Hace unos años, el rendimiento de Djokovic dio un bajón importante, después de varias pruebas médicas fue diagnosticado con intolerancia al gluten.

Entonces, cambió su dieta y toda su vida cambió, como él mismo reconoce en su libro “Servido para ganar”.

Djokovic no solo prescindió del gluten, también de los lácteos y los azúcares procesados. Empezó a perder peso, a definir su musculatura, y sus problemas respiratorios, que sufría muchos en sus inicios, desaparecieron.

También cesaron las lesiones frecuentes que solía tener. Su recuperación después de hacer deporte, hoy en día, es más rápida y se siente mucho mejor.

¿Qué hizo Djokovic? atendió a su cuerpo cuando le advirtió que algo no iba bien. Puso el foco en el origen de sus problemas, su microbioma.

 

¿Qué es el microbioma?

 

El cuerpo humano está formado por unos 35 billones de células y por más de 100 billones de microbios (bacterias, virus, hongos y parásitos). A este complejo ecosistema de microbios se le denomina microbioma.

 Tenemos una relación de simbiosis con estos microorganismos en la que ambas partes obtenemos beneficio.

Nuestro microbioma nos permite literalmente la vida. Cumple funciones tan importantes que sin microbioma nos serían posible vivir.

Los seres humanos nos parecemos genéticamente en un 99,99 % pero tan solo coincidimos en un 20-30% en nuestro microbioma.

El microbioma se hereda principalmente de la madre en un 70 % y cambia con la edad.

Diversos factores tienen un papel importante en la formación del microbioma, el estrés de la madre durante el embarazo, el modo del parto (vaginal o cesárea), la alimentación durante los primeros meses de vida (leche materna o preparados), el estilo de vida en la edad adulta, el estrés y el uso de fármacos y antibióticos.

 

¿Dónde se encuentra el microbioma?

 

En casi todos los órganos y tejidos; en el intestino, la boca, las mucosas, sistema respiratorio, la piel, el riñón y los genitales.

Uno de los órganos más estudiados es el intestino donde se encuentra la mayor densidad de bacterias, con aproximadamente 1 billón de microbios, de más de 40.000 especies.

El buen estado y funcionamiento del intestino es determinante para la salud y el bienestar de nuestro cuerpo.

Como dice Alessio Fasano médico e investigador. “The gut is not like Vegas” What happens in the gut doesn’t stay in the gut.
Es decir, que el intestino no es las Vegas, que lo que pasa en las Vegas se queda solo en las Vegas 😊. Lo que pasa en el intestino no solo afecta al intestino, también afecta al resto el cuerpo.

Estas son las funciones vitales del microbioma intestinal

  • Protección y buen mantenimiento del intestino.
  • Ayuda a la digestión de los nutrientes.
  • Modula al sistema inmune.
  • Cuida frente a otros patógenos.
  • Protege frente al cáncer.
  • Influye en las funciones de órganos y tejidos.
  • Son una fuente importante de energía (gran parte de la energía que consume nuestro cerebro no se debe a lo que comemos sino a lo que nos aporta nuestro microbioma).

 

Impresionantes ¿verdad? lo que aún llama más la atención es la influencia del microbioma en nuestra forma de ser y en nuestro estado emocional. Está estrechamente relacionado con nuestros hábitos y comportamientos.

Hoy en día, nuestro medio ambiente es muy artificial, vivimos una vida cómoda y con cambios en el estilo de vida. Esto provoca cambios importantes es nuestro microbioma de origen que pone en riesgo la salud y el bienestar de los humanos.

A nuestro microbioma le gusta que sigamos comportándonos como humanos y esto es más sencillo de lo que pueda parecer.

 

¿Qué podemos hacer para que nuestro microbioma genere bienestar?

 

El primer paso es ver cómo está tu microbioma, para después, según el estado en el que se encuentra, adaptar la alimentación y seguir una serie de hábitos diarios. Por último y tras aproximadamente 6 meses,  ver los increíbles resultados que obtienes.

Cuidar tu alimentación es tu punto de partida.

Me encantará leer tus comentarios.

 

 

 

Federico Cerrada. Te invito a experimentar una nueva realidad hacia el bienestar.

 

Descarga mi E-book de regalo «3 propósitos de vida que REVOLUCIONARÁN tu salud y bienestar» pinchando aquí.

Quizá también te interese leer…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *