El síntoma siempre busca la paz

CHICA BUSCA LA PAZ

Federico Cerrada

septiembre 9, 2021

El síntoma siempre busca la paz porque el ser humano está diseñado para vivir en paz

 

Si le preguntásemos a todas las células de tu cuerpo, a tu dinámica de vida y a tu esencia más espiritual, nos dirían que buscan vivir en paz.

 

Todo síntoma, físico, mental o espiritual está buscando la paz. Así lo he podido comprobar durante mis años de experiencia.

 

Todo síntoma requiere de una acción por tu parte, así el síntoma se convierte en una exigencia porque te pide que hagas algo (aunque a veces no seamos conscientes de ello).

 

 

El síntoma a nivel físico siempre exige recuperar el equilibrio del metabolismo (funcionamiento de tu cuerpo) a tiempo.

 

La sensación de sed es un claro ejemplo.

Ya te he hablado en anteriores artículos cómo, cuando los niveles de sodio aumentan en el cuerpo, aparece la sensación de sed, este síntoma exige una acción por tu parte, ¿cuál? Ya lo sabes, ¿verdad? Beber agua.

 

Te cito otros ejemplos algo técnicos pero que te ayudarán a entenderlo con claridad.

Cuando se activa la biología del estrés provoca una respuesta del sistema inmune pudiendo dar como síntoma un aumento de azúcar en sangre ¡Oh, Dios mío!  en este caso serás diabético tipo II o activando al eje renina – angiotensina y en este caso tendrás hipertensión arterial o quitando magnesio, aminoácidos glicolizables y glutamina de tu tejido conjuntivo y entonces tendrás dolores articulares, tendinitis o fascitis.

 

En todos estos casos el síntoma te exige una acción: que des solución al estrés.

Al dar solución a la biología del estrés, el síntoma desaparecerá y el cuerpo encontrará su calma, su paz.

 

Si hablamos a nivel emocional, el síntoma busca que la emoción termine su movimiento, el movimiento que en algún momento de tu vida comenzó.

 

El miedo, la tristeza, la culpa, la rabia, o cualquiera que sea la emoción, exige ser mirada. Al ser mirada, su movimiento puede terminar.  Y al terminar, el síntoma emocional encuentra la paz.

 

Por favor, ¡no rechaces tus emociones! ¡Míralas!

 

Otros de tus síntomas, como la sensación de estar perdido, la adicción al tabaco o al alcohol, alguna enfermedad, los conflictos en tu vida social / laboral, pueden estar vinculados a tus dinámicas de vida.

 

Aquí el síntoma te pide que mires qué no estás amando o dónde no estas ordenado. Ese dónde, apunta siempre a tu interior.

 

¡Encuentra tu orden interno! ¡Ama, tal vez, aquello que no estás amando! Así tu dinámica de vida encontrará su paz.

 

Tu esencia más espiritual, o si lo prefieres, tu ser, tu alma, busca también la paz.

 

El desánimo, la frustración, la ansiedad, la depresión, la amargura, la sensación de escasez, la enfermedad o cualquier otra circunstancia que aparece en tu vida pueden ser síntomas de que tu alma te está exigiendo una acción. Y es la acción de recordar quién eres y cuál es tu propósito en la vida.

 

Ahora ya sabes que todo síntoma en tu vida exige una acción por tu parte. ¡Recuérdalo siempre!

 

El síntoma siempre busca la paz.

 

Este será tu verdadero camino en la vida, el camino hacia la paz.

 

 

Federico Cerrada. Te invito a experimentar una nueva realidad hacia el bienestar.

 

 

Descarga mi E-book de regalo «3 propósitos de vida que REVOLUCIONARÁN tu salud y bienestar» pinchando aquí.

 

e-book gratis

 

Quizá también te interese leer…

La enseñanza de una avispa

La enseñanza de una avispa

Hoy quiero compartir contigo la enseñanza de una avispa. Quizás, te parezca algo extraño o incluso curioso, pero verás que no lo es. Y que un insecto tan pequeño, y en apariencia tan molesto, tiene mucho que mostrarnos.   Estaba comiendo en la terraza de mi casa,...

leer más

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *