El síntoma remite creando las condiciones necesarias

Sintoma

Federico Cerrada

abril 19, 2022

A menudo me encuentro en la consulta a personas que piensan que remitir un síntoma es algo que se puede conseguir de forma rápida.

 

Después de una, dos o, tal vez, tres sesiones en las que no han notado ningún cambio suelen abandonar el tratamiento o demandar mejoría.

 

Y lo entiendo porque no queremos sufrir, pero déjame explicarte cuál es el proceso.

 

El síntoma, el malestar o la enfermedad están relacionados con el funcionamiento del cuerpo humano, que es complejo, y también con el comportamiento biológico, que es el que está decidiendo funcionar de esa forma.

 

Muchos síntomas aparecen en algún momento de tu vida, pero se “cuecen” meses o, incluso, años antes. Otros aparecen sobre una biología ya alterada, en la que hay diabetes, hipertensión, problemas de tiroides, cardiovasculares, cánceres, problemas intestinales, ansiedad, depresión, estrés emocional, etc.

A todo esto, hay que sumar el largo historial de fármacos que, de forma crónica, suelen tomar muchas personas.

Por todo ello un simple dolor muscular, de hombro, de codo, de rodilla o una lumbalgia, hace que la recuperación pueda no ser instantánea.

 

 

Un síntoma va a remitir solo cuando el cuerpo pueda hacerlo. Y para ello hay que crear las condiciones necesarias.

 

Un tratamiento, en muchas ocasiones, es un proceso ligado al tiempo, en otras no.

He podido comprobar, tanto en mí como en mis pacientes, remisiones espontáneas en las que el cambio se dio, como suelo llamarlo, “en automático”, al instante, de un día para el otro.

 

Estamos acostumbrados a ver la salud como si fuera una bicicleta que se lleva a arreglar cuando tiene un pinchazo; se cambia la cámara y ¡solucionado! Para tu cuerpo no es así de rápido ni de fácil.

 

Lo primero que debes entender es que el cuerpo siempre habla y el lenguaje que usa son los síntomas. (Si has leído mis anteriores publicaciones, ya lo sabrás).

Tu cuerpo habla de tu vida, con todo lo que eso significa; te dice cómo te relacionas contigo mismo, cuáles son tus hábitos y comportamientos.

 

Seguro que entiendes que todo cambio hacia la salud es un proceso y como todo proceso necesita tiempo. No creo que pudieras exigirte aprender a andar después de ponerte de pie por primera vez.

Para cambiar la biología de tu cuerpo es necesario tiempo. También el tiempo es necesario para alterarla.

 

De todo lo que te estoy hablando hoy soy testigo en primera persona ya que yo también lo he vivido. He tenido síntomas que me han durado varios meses y otros, años, pero finalmente remitieron.

Nunca perdí de vista lo que aquí te cuento porque comprendo que hay que generar las condiciones adecuadas para que los cambios ocurran.

 

Y, ¿cuáles son esas condiciones?

 

Pues, muchas. Tal vez, debas empezar a hacer ejercicio, cambiar tu alimentación, descansar más, dejar ese trabajo que no te aporta, pasar más tiempo con tu familia, finalizar una relación, aceptar algo que se presenta tal cual, descubrir cómo respondes emocionalmente a lo que te sucede, parar y darte un tiempo, pasar a la acción o hacer aquello que sientes.

 

Y, por supuesto, seguir un tratamiento adecuado a pesar de que no veas cambios a corto plazo.

 

Cuando te aparezca algún síntoma o malestar mira qué estás haciendo que no deberías o qué no haces que sí debieras, y olvídate del tiempo.

El cambio se presentará por sí solo pero siempre a su debido tiempo. CONFÍA.

 

 

Federico Cerrada. Te invito a experimentar una nueva realidad hacia el bienestar.

 

 

Descarga mi E-book de regalo «3 propósitos de vida que REVOLUCIONARÁN tu salud y bienestar» pinchando aquí.

 

e-book gratis

Quizá también te interese leer…

Cambiar el texto o el contexto

Cambiar el texto o el contexto

Cambiar el texto o el contexto es clave para dar solución a la biología que activa tu cuerpo en momentos de estrés. Vemos el caso de un amigo. Recibo una llamada el pasado jueves que no puedo atender porque estaba trabajando en consulta. Al terminar veo que un amigo...

leer más

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.